Columnas de Opinión El Monte

Columna de Opinión: El Monte que Soñamos. Ideas para hacer un mejor lugar para vivir

Por Oscar San Martín, Periodista y vecino Montino

Capítulo 1.

El Monte es una comuna con características muy particulares, si bien estamos muy cerca de Santiago, mantenemos tradiciones rurales y formas de relacionarnos o de organización social muy parecidas a las del siglo pasado. Nos conocemos, conocemos a nuestras familias, abuelos, nos saludamos por la calle, apoyamos nuestros negocios, guardamos cariño por nuestra comuna.Somos una larga y angosta faja de tierra cuya economía depende, en gran medida, de la agricultura.

Lamentablemente hemos experimentado un aumento significativo de habitantes sin una planificación urbana, lo que deriva en la falta de servicios en sectores más distantes, atochamiento, y contaminación. Lo podemos ver reflejado en algo tan simple como la falta de presión de agua en algunos sectores durante algunos horarios del día. Y no me mal entiendan, deseamos que El Monte abrace a todas las familias que se avecinen en él, pero hay que organizarnos para que todos disfrutemos vivir acá.

Dedicaré otras columnas para hacer un diagnóstico de las problemáticas que, según mi punto de vista, nos mantienen en un estancamiento estructural desde hace décadas.

Hoy quiero llevarles a soñar con un pueblo que mantenga vivas sus raíces, tradiciones culturales y características peculiares, pero que nos permita dar el siguiente paso para que, en un mediano plazo, podamos decir que El Monte es un buen lugar para vivir.

Pilares fundamentales que incidan en reunir los elementos que mejoren la calidad de vida de las personas son el desarrollo económico local, la seguridad, empleo, planificación urbana, el transporte y la conectividad, el acceso a servicios básicos, pero de calidad como salud, educación, trasporte, agua, electricidad e internet.

Todos esos elementos son genéricos para cualquier comuna de Chile y, por cierto, podríamos nombrar muchos más, pero El Monte cuenta con identidad y desde esa identidad debemos evaluar sus potencialidades, aquellas que, en cascada, puedan generar los recursos para dar paso a todo lo anterior. Pues si hay algo de lo que hemos carecido es de planificación estratégica y ésta debe estar muy bien pensada y debatida. Por ejemplo, he oído de varias personas decir: “trayendo fábricas nuestro pueblo estará mejor”. Eso sólo apuntaría a la empleabilidad, nada asegura que esas fábricas entreguen empleos de calidad o que no contaminen o que empeoren el tránsito. Entonces traer fábricas y su derivada de empleos,es sólo un ámbito de elementos que deben ser pensados en su conjunto y en colaboración entre los diferentes actores sociales de nuestro pueblo.

Nos hace falta reunirnos y discutir el futuro. Avancemos, mientras tanto, tirando ideas que vayan en consonancia con nuestra identidad local, por ejemplo: El Monte es una de las comunas cuya producción agrícola significa parte importante de la alimentación de la Región metropolitana¿nos ocupamos de que nuestros agricultores no pierdan terrenos de cultivo ante la expansión inmobiliaria?,¿Nos ocupamos de evitar el encarecimiento de la producción y traslado de sus productos? Hoy un campesino montino debe ir a vender sus productos a Santiago, significando una inversión importante, ergo, disminuyendo sus ingresos. ¿Por qué no hemos pensado en un gran mercado municipal en nuestro territorio para que desde Santiago los comerciantes vengan a comprar sus productos a El Monte? Imaginen cuantos puestos laborales podríamos generar en ese espacio. Tendríamos que pensar en muchas cosas para concretarlo como por ejemplo cómo se financia, dónde se construye, cómo evitamos la contaminación, como evitamos el atochamiento, podríamos hacerlo en Chiñigüe, El Paico, con un acceso directo desde la autopista. En fin, tener un proyecto por el cual luchar ya es un principio, hoy no existe ninguno que una a nuestra gente.

Otra idea: tenemos la potencialidad de hacer de avenida Los Carrera una calle de oficinas, cafeterías y restaurantes, ¿cuáles oficinas? Hay muchas empresas cuyas oficinas no están en su fábrica de producción, podemos pensar en incentivos tributarios para que esas oficinas y sus ejecutivos estén en El Monte. En pocos años viajar por la Región Metropolitana no será un problema gracias al metrotren y qué mejor que venir a trabajar a El Monte desde Santiago, un pueblo con aire limpio (hay que trabajar en eso), transitable en bicicleta (hay que trabajar eso), tener mercados de producción local en torno a la estación de trenes para que esas mismas personas que vienen a trabajar a oficinas ubicadas en El Monte puedan regresar a Santiago con sus ajos, cebollas y lechugas bajo el brazo.Todos tenemos que poner de nuestra parte disminuyendo chimeneas y respetando a los ciclistas, por ejemplo.

Estas son sólo algunas ideas que, desarrolladas en profundidad, conversadas entre muchas y muchos y ejecutadas por autoridades profesionales y a la altura de nuestras expectativas, pueden hacer de El Monte un buen lugar para vivir.

Capítulo 2. Consideraciones para la construcción de un programa de gobierno local.

Lo primero a tener en cuenta es que la mayoría de las personas no lee programas de gobierno al momento de definir por quién votará, toma su decisión desde lo emocional. Entonces ¿qué sentido tiene estudiar datos, consultar con la ciudadanía y redactar un programa de gobierno? Desde este espacio tenemos el afán de colaborar en la creación de una visión ciudadana crítica que motive a los participantes del circuito político, la entrega de proyectos de gobierno que permitan a los votantes hacer un ejercicio intelectual que derive en un voto informado, es decir, que las candidaturas nos entreguen un proyecto de qué comuna pretende construir, cómo y con quiénes lo hará.

Según el INE, El Monte contaba con una proyección de habitantes al año 2021 de poco más de 40.000 personas de las que, según Servel, 27.822 se encontrarían habilitadas para votar. Punto importante, es que las campañas políticas, hasta hoy, están dirigidas a los votantes y no a todos los habitantes de una comuna, por décadas nos han dicho, indirectamente, que quienes no votan no importan. Esperemos que ya sea tiempo de cambiar esa realidad política.

Sabías que son pobres multidimensionales un 33.67% de nuestros habitantes según casen 2017, lo que representaría a un total de 13.676 montinos. Cabe preguntarse si nuestros servicios de salud y educación alcanzan a cubrir la demanda de estas personas pues contamos sólo con un CECOSF, un CESFAM y un SAPU y 6 colegios públicos dependientes del municipio con resultados que al 2019 indicaban que sólo un 28,57% de los alumnos que rendían la PSU obtenían un resultado igual o superior a 450 puntos (sabemos que las causas son multifactoriales, tal como la pobreza). En mi opinión los servicios públicos no alcanzan a ser suficientes y no sólo por una administración criticable desde que El Monte es El Monte, también por la estructural falta de recursos para el sector público. Desde los años ´70 se ha levantado un discurso crítico respecto de la gestión pública, pero ¿hemos considerado su precarización estructural bajo la idea de un Estado subsidiario? La falta de recursos para atender las necesidades de la población no depende de la administración municipal, depende de un sistema Estatal creado para que tu prefieras lo privado, el problema es que aspiras a eso, pero a un 33% de los y las montinas no les alcanza. Otro día hablaremos de estratificación socioeconómica en El Monte.

La delincuencia, y cómo no, también debe ser parte de la agenda para la construcción de un programa. Ésta, según el Centro de Estudios y Análisis del Delito del Gobierno de Chile, se ha incrementado cada año con delitos de connotación social, violencia intrafamiliar, delitos sexuales y robos frustrados. ¿Pero qué tanto puede hacer un municipio a este respecto? Tarea para las candidaturas en cuanto a proyectos que disminuyan los riesgos para la concreción de delitos como cámaras de vigilancia, iluminación, guardias municipales, pero, y acá un tema filosófico, oportunidades que rompan el circulo delictivo dotando a la comunidad e mayores herramientas desde el aparato público ¿Cómo evitamos las violaciones, abusos, violencia y drogadicción al interior de las familias? Para eso no se necesitan más carabineros.

Sobre lo económico, cada año ha existido un incremento de empresas, al 2019 contábamos con 1.118 micro empresas, 230 pequeñas, 16 medianas y 11 grandes. Cuál será la propuesta de las futuras autoridades para realizar una colaboración público/privada que aumente las ganancias de esas empresas para que, a su vez, éstas puedan aumentar los empleos y la calidad de ellos. ¿Cuándo se ha pensado en este punto? En mi opinión debemos incrementar el aporte municipal al desarrollo de la actividad privada sin dejar de lado el trabajo que podamos hacer a la reactivación de los emprendimientos colectivos como las cooperativas, desarrollos de trabajo comunitario que tanto bien le hacen al dialogo entre personas que se unen para lograr objetivos comunes.

En cuanto a otros temas que no pueden quedar fuera de un programa de gobierno y que, espero, sean parte del debate, están (no expuestas en orden de importancia): medio ambiente, cultura, patrimonio, desarrollo económico local con su comercio formal e informal, ferias libres y agricultura. También drogas, vivienda, mujer, infancias, vejez, transporte y conectividad con más uso de la bicicleta y desincentivo del uso del vehículo con mejor transporte público ¿y la de caminar te la sabes? Fiscalización en todo lo que el municipio pueda fiscalizar. Gestión de recursos para turismo, ecoturismo y agroturismo, sin duda contamos con una excelente gastronomía, campos y paisajes que requieren apoyo. Participación ciudadana junto a la comunidad organizada y la motivación a participar de aquellos que no lo hacen. Historia local y su incorporación en las mallas curriculares de los colegios montinos junto al patrimonio y nuestras tradiciones ¿Cuánto invierte el municipio en investigación histórica, cultura y arte? Si no nos conocemos, difícilmente podremos avanzar. Y no podemos dejar de lado la carencia de medios de comunicación de calidad.

Tengo esperanza en que algunas de las candidaturas que ya se ven en el horizonte estén a la altura de los desafíos que presenta la realidad de nuestro pueblo, requieren de un trabajo serio. Y es que no se trata de llegar al poder sólo por poder, sino que se trata de llegar a él y hacer de El Monte un mejor lugar para vivir.

¡Envíanos tu denuncia!